Mitos del entrenamiento HIIT

Snap Fitness

Siempre es un buen momento para empezar un nuevo entrenamiento o régimen para estar fitness, y con la variedad de opciones que existen siempre hay algo para todos. Una de las opciones de moda que ha estado en la mente de muchos durante los últimos años es HIIT, o entrenamientos por intervalos de alta intensidad, un sistema que involucra intervalos de ejercicios de alta intensidad intercalados con episodios de breves períodos de descanso. Algo que hace más atractivo el entrenamiento HIIT es la promesa de quemar el máximo de calorías en períodos de tiempo más cortos, combinando la comodidad con un entrenamiento que ofrece resultados.

Si bien el HIIT es un gran ejercicio para incluir en tu régimen de ejercicios, hay algunos mitos que rodean este concepto que pueden conducir a posibles lesiones. Así que ¿cuáles son los mitos que rodean a HIIT? ¿debes hacer HIIT todos los días? Aclaremos algunos mitos.

No entres de lleno en entrenamientos HIIT

No deberías correr un maratón sin antes haber entrenado para ello, y si estás buscando incorporar entrenamientos HIIT en tu plan de ejercicios deberías comenzar desde cero. Necesitas ser cuidadoso cuando inicies o reinicies cualquier rutina fitness, en este mismo sentido cuando comiences con entrenamientos HIIT debes saber que podrías provocarte un intenso dolor muscular y en el peor de los casos si lo haces sin supervisión podría ocasionarte lesiones.

Si nunca antes has hecho HIIT, primero evalúa tus niveles de condición física actuales. Si has estado fuera del juego por un tiempo o no has entrenado antes, comienza con ejercicios aeróbicos de baja a moderada intensidad y aumenta lentamente los niveles de intensidad.

Asegúrate de poder hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio aeróbico de nivel moderado antes de comenzar una rutina HIIT, y realiza tus primeros entrenamientos HIIT con un entrenador personal certificado para asegurarte de que estás realizando todos los movimientos correctamente.

No hagas entrenamientos HIIT todos los días

Su nombre lo dice todo, entrenamientos de alta intensidad. Es importante incorporar un montón de tiempo de descanso entre los entrenamientos. Incorporar el HIIT en tu régimen de ejercicios aproximadamente 2-3 veces a la semana según tus niveles de condición física actuales es suficiente.

Ten en cuenta, mientras existen muchos beneficios del HIIT, es importante no ignorar otras formas de entrenamiento. Existe una variedad de oportunidades que te ofrecen diversidad para tus rutinas, que te permiten descansar ciertos músculos y te ayudarán a mantener el interés en el ejercicio.

HIIT es el único entrenamiento que da resultados

HIIT se ha vuelto muy popular, pero existe un estigma en contra de una forma constante de ejercicio de 30 minutos, como correr, caminar o usar la escaladora. De hecho, hay algunos que creen que este tipo de cardio elimina las ganancias musculares del entrenamiento con pesas.

Sin embargo, los ejercicios cardiovasculares de bajo impacto, como el ciclismo o las escaleras, no eliminarán las ganancias musculares y, de hecho, pueden ayudar a mantener lo que has ganado con el entrenamiento muscular. Y, por supuesto, el ejercicio aeróbico ayuda a aumentar tu resistencia y es excelente para usar en los días de recuperación.

Recuerda, HIIT es una excelente forma de ver resultados pero es importante entrenar inteligentemente, no más difícil. Incorpora en tu rutina movimientos funcionales y entrenamiento del ritmo y así aprenderás más sobre cómo responde tu cuerpo y qué funciona mejor para ti. Si estás buscando una rutina de ejercicios más personalizada, intenta trabajar con un entrenador personal.

Si estás buscando las experiencias de ejercicios más gratificantes del mundo, ¡dirígete a tu Snap Fitness local! Encontrarás la tecnología de entrenamiento de ritmo cardíaco Myzone, opciones de entrenamiento personal certificado, entrenamientos de alta intensidad que cambian todos los días y una variedad de opciones de acondicionamiento físico, Snap Fitness tiene todo lo que necesitas para comenzar a ver resultados.

Para obtener consejos y trucos adicionales que incluyen recetas y ejercicios, visita regularmente nuestro blog.