RUTINA DE ABDOMINALES HIPOPRESIVOS: LA ÚLTIMA TENDENCIA

Snap Fitness

Rutina de abdominales hipopresivos PARA HACER EN EL GYM

¿Has oído hablar alguna vez de los abdominales hipopresivos?

Esta rutina de ejercicios es bastante diferente a una tabla de abdominales tradicional.

Quizás te suene porque algunas famosas, actrices y modelos han hablado en público de sus múltiples beneficios, que van desde conseguir un vientre plano a fortalecer el suelo pélvico.

Beneficios de los abdominales hipopresivos

¿Y cuáles son estos beneficios?

El más importante es que con una buena rutina de abdominales puedes conseguir disminuir el tamaño de tu cintura de manera notable.

También es perfecto para mejorar la postura de tu espalda, acabar con esos dolores que tardan días en irse y para evitar la incontinencia urinaria.

Es la técnica preferida por las famosas de todo el mundo para recuperar la figura después de haber dado a luz, ya que son ejercicios bastante sencillos que eliminan esa capa flácida de la barriga que se asienta tras el parto.

Cómo hacer abdominales hipopresivos

La técnica para hacer abdominales hipopresivos de forma correcta puede parecer un poco complicada al principio, pero se te hará mucho más sencilla una vez la pruebes.

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta antes de hacer estos ejercicios es que el mejor momento para practicarlos es por la mañana y en ayunas.

Los abdominales hipopresivos pueden ser tu rutina mañanera antes de desayunar, ya que apenas tardarás unos 20 minutos en realizarlos.

Técnica de abdominales hipopresivos

Una de las ventajas de estos abdominales es que puedes hacerlos tanto en el gym como en casa, ya que no requieren material adicional.

Eso sí, quizás al principio necesites ayuda para conseguir una buena postura inicial, por eso te recomendamos que te inicies en el gimnasio con un monitor.

Los hipopresivos consisten en aguantar con el cuerpo en apnea durante varios segundos, haciendo que tu abdomen se meta hacia dentro dejando tus costillas totalmente visibles.

Este ejercicio se repite hasta que llegas a los 20 minutos cada día, dejando unos segundos de recuperación entre postura y postura.

Hay distintas posturas para realizar este tipo de abdominales, se pueden hacer sentado, de pie y en posición de cuadrupedia o con las rodillas en el suelo.

Lo más importante es el estado de apnea y aguantar durante unos 45 segundos en cada posición.

Tabla de abdominales hipopresivos

Para comenzar con la tabla de abdominales, colócate de pie con las piernas ligeramente abiertas y los pies en paralelo.

Ahora, inclínate ligeramente hacia delante e inspira profundamente hasta que notes que no te queda aire en los pulmones.

Aquí tienes que notar cómo la zona entre el diafragma y el vientre se vuelve cóncava y se mete hacia tus costillas.

Aguanta la respiración durante unos segundos y vuelve a respirar cuando sientas que no te queda aire.

Lo ideal es repetir esta rutina de forma diaria para que cada vez tu abdomen sea más fuerte y aguantes más tiempo en apnea.

La primera vez te resultará complicado hacer esta postura, pero poco a poco y con la práctica conseguirás aguantar cada vez más tiempo y perfeccionar la posición de tu cuerpo.

Posturas abdominales hipopresivos

Para variar un poco el ejercicio, puedes combinar abdominales de pie, sentado y en posición de cuadrupedia.

Abdominales hipopresivos sentado: siéntate sobre el suelo o una colchoneta y mantén tu columna bien recta.

Intenta estirar al máximo tu verticalidad en posición de autoelongación y coloca tus brazos como formando un círculo alrededor de tu cuerpo.

Comienza con la apnea durante 45 segundos y descansa expulsando todo el aire.

- Abdominales hipopresivos en cuadrupedia: colócate con las rodillas y las manos en el suelo, en posición de cuadrupedia.

Nota que tu espalda esté recta e intenta estirarla todo lo posible, lleva tu mentón hacia el pecho y comienza con la apnea.

Descansa después de unos segundos en apnea y vuelve a repetir el ejercicio.