Remo invertido: cómo hacerlo y diferencia con las dominadas

Snap Fitness

El remo invertido es un ejercicio que no puede faltar en tu rutina de espalda, ya que es perfecto para definirla y darle volumen.

También se le llama remo australiano o remo en barra y es otra buena alternativa cuando no tienes material para hacer dominadas, aunque a
continuación verás que no las substituyen del todo.

Diferencias entre remo invertido y dominadas

Tanto con un ejercicio como con el otro se trabajan los músculos de la espalda.

Si miramos con más detalle, el remo en barra es más completo, ya que intervienen más músculos aparte del dorsal ancho y los trapecios, como la parte de atrás del hombro (deltoides posterior).

En los dos casos también se trabajan los flexores del brazo, principalmente los bíceps.

Ambos ejercicios suelen hacerse de forma complementaria en la rutina de espalda.

Sin embargo, si todavía no tienes suficiente fuerza para hacer las dominadas, puedes empezar a entrenar solo con el remo invertido.

Es recomendable en cualquier momento de la rutina, aunque se usa mucho para acabarla.

En tu gimnasio 24 horas Snap Fitness tendrás a tu disposición técnicos profesionales que te ayudarán a hacer un planning a medida para conseguir resultados en poco tiempo.

¿Cómo realizar el remo invertido?

Coge con las dos manos una barra horizontal, por ejemplo la del rack de sentadillas.

La altura de esa barra debe ser mayor a la distancia de tus brazos, de manera que al tenerlos completamente estirados no toques con la espalda en el suelo.

Estira todo tu cuerpo de manera que tu único punto de apoyo en el suelo sean tus talones.

En cuanto a la colocación de las manos es igual que las dominadas, ya que dependiendo de si es un agarre prono, supino o neutral, se trabajarán más unos músculos u otros.

Si usas unas anillas puedes ir girando a medida que subes tu cuerpo.

Estando con los brazos totalmente estirados, aprieta los glúteos y los abdominales mientras dejas la cabeza neutra.

Recuerda que tu cuerpo funcionará como un bloque y tienes que alinear hombros, cadera, rodillas y tobillos.

Tira haciendo fuerza con los brazos y la espalda a medida que retraes las escápulas (los músculos que están por debajo de los omoplatos).

Una vez que toques la barra con el pecho, las escápulas tienen que estar totalmente retraídas, es decir, lo más juntas posible, incluso tocándose.

Vuelve a la posición inicial de forma lenta y ¡a por la siguiente!

¿Cómo hacer el remo invertido más fácil o más difícil?

La altura de la barra y tu posición será la que determine la dificultad del remo en barra.

El ejercicio es más sencillo cuando la barra está a la altura del pecho, mientras que si la bajas hacia la parte media del pecho, o todavía más abajo, la dificultad aumenta.

También puedes jugar con la colocación de los pies. Si los elevas con una banca será más difícil, mientras que si subes la altura de la barra para estar “más de pie” y apoyarte un poco más con los talones será más fácil.

Si quieres entrenar el remo invertido o realizar cualquier otro ejercicio a la hora del día que te vaya mejor, Snap Fitness es tu solución.

Encuentra tu gimnasio 24 horas más cercano y logra tus objetivos en unas instalaciones modernas y con unos profesionales disponibles para ayudarte en todo.