Ponte en forma con este Plan de Entrenamiento Running

Snap Fitness

El entrenamiento running puede tener muchos matices. Aunque muchas personas piensan que lo único que hay que hacer para tener el cuerpo propio de un runner es correr de diferentes maneras y a distintas intensidades, lo cierto es que implica mucho más.

La realidad es que es posible, y recomendable, practicar muchos más ejercicios, como el entrenamiento para una maratón o para el tipo específico de carrera que hagas.

snapfitness entrenamiento running listado

Un buen plan de entrenamiento para correr

En este post vamos a proponerte un plan de entrenamiento para correr, que no se basará en diferentes tipos de carrera, sino en ejercicios que te ayudarán a fortalecer los músculos que se trabajan al correr.

Así que no te pierdas estos consejos para empezar a correr con un buen entrenamiento. Toma buena nota de este circuito y comienza a llevarlo a la práctica; pronto verás sus resultados.

1· Sentadillas

Las sentadillas son un ejercicio muy completo para las piernas y los glúteos y no pueden faltar en tu plan de entrenamiento para correr. Tienen una incidencia directa en la mayoría de los músculos que componen el tren inferior y, además, te ayudarán a fortalecer los abdominales.

Puedes realizar este ejercicio con peso o sin él y desarrollar diferentes series de repeticiones. Eso sí, ten cuidado, ya que no realizar este ejercicio correctamente podría provocarte lesiones.

2· Hip thrust

Este ejercicio es muy interesante para los glúteos, puede ayudarte a tonificarlos y fortalecerlos. Siempre es importante tener en cuenta que no hacerlo de forma correcta puede implicar que desplaces la carga a las vértebras lumbares.

Si evitas esto, será muy fácil que lleves a cabo el ejercicio correctamente, ya que realmente es muy sencillo. En Snap Fitness te aconsejamos que lo hagas en un banco para que puedas contar con un punto de apoyo para la espalda.

3· Skipping

Realizar skipping es una excelente manera de entrenarse para las carreras. Simplemente, se trata de correr levantando de forma muy exagerada las rodillas.

Puedes utilizar este ejercicio para calentar, pues es perfecto para ello, poniendo tus músculos y tendones en marcha y activando la circulación. Además, es un ejercicio idóneo para entrenar la coordinación, ya que no resulta nada fácil correr de forma natural levantando tanto las rodillas.

4· Isquiotibiales retenidos

Este ejercicio, conocido como isquiotibiales retenidos y también como nordic curl, es estupendo para fortalecer estos músculos tan importantes al correr.

Para ejecutarlo, utiliza una colchoneta o un tapiz y pide a alguien que te ayude. Coloca las manos detrás de la espalda y pídele a tu compañero que te sostenga los tobillos pegados al piso. De esta forma, con los tobillos pegados al suelo y fijos, inclínate hacia delante e intenta mantener esa posición durante varios segundos con la espalda recta.

5· Zancadas alternas

Las zancadas alternando las piernas son un ejercicio cuya ejecución no es complicada y que cuenta con la ventaja de que es muy intenso, sobre todo para la zona de los glúteos y los cuádriceps.

Puedes llevarlo a cabo tanto con carga como sin ella. Así que si quieres aumentar la intensidad, puedes coger una mancuerna con cada mano y dejar los brazos estirados a los lados del cuerpo mientras haces las zancadas.

Estos son algunos de los ejercicios que pueden venirte muy bien cuando se trata de planificar un entrenamiento para running. Si eres un corredor y quieres entrenar el tren inferior de tu cuerpo, plantea estos ejercicios como si fuesen un circuito.

Así te estarás asegurando de entrenar todos los músculos inferiores del organismo, desde los glúteos hasta los pies. Pero recuerda ejercitarte con cuidado para evitar lesiones y pedir ayuda si la necesitas para llevar a cabo los más complicados.