Lista de carbohidratos complejos y simples para tu dieta

Snap Fitness

Lista de carbohidratos complejos y simples para tu dieta

Los carbohidratos, también conocidos como hidratos de carbono o glúcidos, son compuestos formados por carbono, hidrógeno y oxígeno que tienen la función de dar energía al organismo.

Se pueden diferenciar dos tipos: los carbohidratos complejos y los carbohidratos simples.

En este artículo te vamos a explicar las diferencias entre unos y otros y te mostraremos una lista de alimentos que contienen carbohidratos de cada tipo para que los adaptes correctamente a tu dieta.

Alimentos con carbohidratos complejos

Los carbohidratos complejos son muy beneficiosos y deben ser incluidos en nuestra dieta.

Están formados por azúcares ricos en fibra, vitaminas y minerales.

Dan energía al cuerpo durante más tiempo que los simples, ya que están formados por cadenas complejas que tardan más en digerirse.

Los alimentos ricos en carbohidratos complejos son:

-        Cereales y harinas integrales.

-        Pasta.

-        Arroz integral.

-        Quinoa.

-        Avena.

-        Frutos secos.

-        Semillas.

-        Habas.

-        Guisantes.

-        Lentejas.

-        Patatas.

-        Frijoles.

-        Soja.

-        Judías.

-        Brócoli.

-        Col.

-        Alubias.

-        Calabacines.

-        Espinacas.

-        Plátano.

-        Pera.

-        Higo.

-        Ciruela.

-        Mejillones.

-        Ostras.

-        Quesos.

-        Yogures.

Como puedes ver, básicamente se trata de verduras, legumbres y alimentos inegrales.

Alimentos con carbohidratos simples

Los carbohidratos simples, en cambio, están formados por uno o dos azúcares, que se digieren rápidamente y tienen muy poco valor nutricional.

La energía que aportan es grande pero desaparece rápido. Carecen de minerales, vitaminas y fibra.

Encontramos carbohidratos simples en:

-        La mayoría de frutas.

-        Leche.

-        Zumos.

-        Refrescos.

-        Harina blanca.

-        Miel.

-        Mermelada.

-        Dulces.

-        Pasteles.

-        Galletas.

-        Chocolate.

Entre todos ellos, son más recomendables los que tienen orígenes naturales y también pueden formar parte de nuestra alimentación.

Los azúcares refinados o blancos aportan energía de mala calidad y, en exceso, contribuyen a la obesidad, generan adicción y causan daño a partes del organismo como el páncreas.

Para crear tu dieta del gimnasio, tanto si vas por la mañana o por la tarde, como si prefieres entrenar por la noche o la madrugada en un gym 24 horas, ten en cuenta que deberás incorporar los carbohidratos complejos en ella.

Te animamos a consultar las cantidades recomendadas para ti con un experto, ya que cada persona debe ingerir distintas cantidades de carbohidratos dependiendo de su edad, su peso, su complexión y su actividad física.