EJERCICIOS DE ESPALDA CON MANCUERNAS EN EL GYM

Snap Fitness

Ejercicios de espalda con mancuernas en el gym

Hacer ejercicios de espalda en el gym es una de las rutinas que más vemos, sobre todo, en el género masculino.

Desde que se puso de moda tener una espalda ancha y musculada como la de ‘Los vigilantes de la playa’, las máquinas para fortalecerla en el gimnasio están siempre completas.

Pero, ¿Cuáles son las mejores para hacer espalda?

Entérate aquí abajo:

Aparatos de gimnasia para fortalecer la espalda

La espalda es una de las zonas más trabajadas por los hombres, aunque también es una de las más complicadas ya que un mal gesto puede llevarnos a una lesión.

Si acabas de empezar en el gimnasio, comienza poco a poco sin forzar demasiado tus músculos con los pesos de las mancuernas y de las máquinas.

Aunque tu principal objetivo sea tener una espalda ancha y fuerte, no te olvides de ejercitar también el resto de músculos.

Si no quieres lucir un cuerpo totalmente desproporcionado, apúntate también esta rutina de ejercicios para piernas y glúteos para hombres.

Cómo hacer ejercicios de espalda: Las mejores máquinas

Y ahora sí, comenzamos con nuestra recomendación de las mejores máquinas para fortalecer tu espalda:

Ejercicios de remo

Un clásico entre los ejercicios para ensanchar la espalda es el remo.

Hay varias maneras de practicarlo, entre las que destacan el remo sentado y el remo con barra.

Remo en polea baja

El remo en polea baja sentado ejercita la mayoría de los músculos que se encuentran en la zona superior del cuerpo y también trabaja de manera indirecta las piernas.

Siéntate sobre la almohadilla de la máquina, coloca tus pies sobre las plataformas y agarra las manillas de las poleas sin curvar la espalda.

El ejercicio consistirá en atraer estas manillas estirando los brazos y llevando el peso hasta tu pecho.

Remo con barra

El remo con barra es uno de los ejercicios más populares tanto en hombres como en mujeres.

Tan solo necesitas una barra que pueden encontrar en las salas de fitness del gimnasio y colocarte de pie con las piernas abiertas y ligeramente flexionadas.

Inclina la parte superior de tu cuerpo hacia delante y coge la barra con ambas manos; levántala llevándola hacia tu pecho haciendo una flexión de brazos.

No debes mover ni tu espalda ni las rodillas para evitar lesiones en lumbares o piernas.

Dorsalera

Otra de las máquinas que se convertirán en imprescindibles para ti es la dorsalera.

La reconocerás porque tiene una polea larga con dos extremos, uno para cada brazo.

Lo que tienes que hacer es sentarte con la espalda totalmente recta y bajar esta polea por detrás de tu nuca flexionando únicamente los brazos.

Sobre todo evita llevar la barra más debajo de tus hombros ya que puedes lesionarte.

Esta máquina también te servirá para controlar tu evolución y mejora, porque puedes controlar la cantidad de peso que quieres ponerte.

Empieza con poco y ve aumentando según veas que se te hace el ejercicio más llevadero.

Ejercicios de espalda con mancuernas

Otra forma de ejercitar tu espalda sin usar las máquinas que hemos nombrado es mediante mancuernas.

Utiliza uno de los bancos de gimnasio y coloca tu rodilla derecha sobre este, mientras la otra pierna la tienes estirada sobre el suelo.

Con un brazo te apoyarás en el banco y con el otro agarrarás la mancuerna, llevándola desde abajo arriba.

En este ejercicio debes mantener tu postura recta y tan solo mover el brazo que lleva el peso, flexionando los bíceps.

Repite este mismo ejercicio con el otro lado el mismo número de veces para no descompensar las zonas.