Diferencias entre CrossFit y HIIT: ¿Cuál elegir?

Snap Fitness

El CrossFit y el HIIT son dos tipos de entrenamiento de alta intensidad que mucha gente no sabe diferenciar.

Los dos están muy de moda, implican esfuerzos extremos y, aunque el entrenamiento es escalable, no son indicados para personas en baja forma.

Ambos tienen una duración de entre 20 y 45 minutos y trabajan todos los aspectos físicos del cuerpo, con una quema de grasas que algunos estudios indican que puede ser 9 veces mayor a la de un ejercicio convencional.

Pero más allá de estas similitudes, solo hace falta realizar una clase de HIIT y otra de CrossFit para darse cuenta que son entrenamientos bastante diferentes. Sigue leyendo y lo comprobarás.

¿Qué es el CrossFit?

El CrossFit, bautizado como Snap Cross en los gimnasios 24 horas de Snap Fitness, es una rutina funcional de alta intensidad.

Intervienen factores como la resistencia cardiovascular, la fuerza, la flexibilidad, la velocidad, la potencia, la agilidad, el equilibrio, la coordinación y la precisión.

Como hemos dicho, se trata de un entrenamiento funcional, de manera que se basa en movimientos multiarticulares o compuestos, diferentes a los típicos de una rutina de gimnasio que busca trabajar un músculo o grupo muscular completo.

Uno de los puntos fuertes del CrossFit es que cada día los ejercicios son diferentes. Eso también implica que será importante atender a las explicaciones del monitor especialista, ya que la técnica es imprescindible para realizar cada movimiento correctamente.

¿Qué es el HIIT?

El HIIT (High Intensity Interval Training) es un entrenamiento cardiovascular de alta intensidad que mezcla intervalos de trabajo fuerte con otros de relajación.

Los ejercicios que se realizan permiten, principalmente, quemar calorías y ganar resistencia sin perder masa muscular.

Entre los ejercicios que suelen formar una rutina de HIIT encontramos las carreras en el sitio, el spinning, los saltos a la comba, las zancadas, las sentadillas, los abdominales o las flexiones.

Se puede realizar tanto en casa como en un gimnasio, ya que no hay la necesidad de usar una cinta para correr, una bicicleta estática o una elíptica para llevar a cabo todas las partes del entrenamiento.

No lo confundas con el HIT (High Integrity Training), el cual se enfoca al ámbito del culturismo y se basa en la repetición de la misma serie hasta llegar al fallo muscular y así conseguir su hipertrofia.

Todas las diferencias entre HIIT y CrossFit

Solo con la definición superficial sobre qué es el HIIT y qué es el CrossFit quizás no sea fácil apreciar las diferencias entre ellos. Por eso vamos a detallarlas:

- El tiempo de descanso: En el HIIT es muy importante y cada rutina de alta intensidad tiene sus segundos de reposo. En cambio, en el CrossFit se encadenan varios ejercicios sin parar.

- El tipo de trabajo: La mayor parte del entrenamiento HIIT incide en el trabajo cardiovascular. El CrossFit también trabaja el cardio pero su mayor enfoque se centra en la fuerza y la resistencia.

- Posibilidad de hacerlo en casa: EL HIIT es muy sencillo de llevar a cabo sin material, de manera que se puede realizar en casa sin problemas. El CrossFit, aunque algunos ejercicios sí que pueden hacerse en cualquier sitio, es difícil llevarlo a cabo fuera del gimnasio.

Además, es importante tener un entrenador que corrija malas posturas.

- La diversión: Se considera que el CrossFit es mucho más divertido que el HIIT por su amplia variedad de ejercicios, aunque esto va a gustos.

- Competitividad: Aunque con el HIIT también se podría competir, el CrossFit tiene un punto de competitividad extra e incluso ya hay torneos de esta disciplina.

Terminadas de ver las diferencias, ¿con cuál te quedas?

Ten en cuenta que si tu entrenamiento de gimnasio previo a la clase dirigida se basa en la musculación, será complicado que seguidamente puedas darlo todo en el CrossFit. También piensa en cuáles son tus objetivos y cómo quieres conseguirlos.

En Snap Fitness te ayudaremos a lograrlos en el menor tiempo posible.