5 maneras de encontrar hueco para el gym en tu agenda

Snap Fitness

Más de una vez a todos nos ha pasado que 24 horas en un día son pocas para la larga lista de cosas que tienes por hacer. Lo piensas y aunque tuvieses 35 seguramente también estarías justo de tiempo. Si este también es tu caso, este post es expresamente para ti.

 snapfitness hueco gimnasio 1

Lo primero que tienes que entender es que no necesitas practicar deporte durante dos horas cada día. Vamos paso por paso, tienes que adecuar el ejercicio al estado de tu físico. Si comienzas practicando ejercicio dos veces a la semana de manera regular, tu cuerpo te irá pidiendo más intensidad progresivamente sin tú darte cuenta.

 

Una vez estés convencido de que quieres dedicarle más tiempo a tu cuerpo, es momento de organizar tu agenda de manera más óptima. En <strong>Snapfitness</strong> te queremos dar algunas pautas que quizás te sirvan de ayuda.

 

<h2>1· Disfruta de una mentalidad más proactiva</h2>

Muchas veces justificamos nuestra ausencia en el gimnasio por no tener tiempo para nada, pero... ¿cuánto tiempo le dedicas a mirar tus redes sociales? ¿Cuántas series te has visto en los últimos dos meses? ¿Todavía sigues pensando que no tienes tiempo para hacer deporte?

 

<h2>2· Adelanta algunas tareas a la noche anterior</h2>

Ahorra tiempo por la mañana en algunas tareas. Suele pasar que por las mañanas es cuando más afloran los nervios y las prisas. Por ello siempre es bueno dejar algunas cosas preparadas antes de acostarse la noche anterior.

 

Deja preparada la ropa que te vas a poner, que la comida que te vas a llevar al trabajo ya esté metida en el tupper, que tu mochila para el colegio ya esté preparada con lo necesario... Siempre hay algo que adelantar.

 snapfitness hueco gimnasio 2

<h2>3· Ejercicio antes y después del trabajo, ¿cómo conseguirlo?</h2>

En primer lugar, el uso de la bicicleta es una costumbre tan beneficiosa para tu salud como para el medio ambiente, por no hablar de cómo te lo agradecerá tu cartera. Olvídate de pagar el abono del transporte público o, peor aun, la gasolina y mantenimiento de un coche o moto.

 

Si no te puedes plantear esta posibilidad, no te preocupes porque sigues teniendo más opciones. En lugar de bajarte del metro o autobús justo en frente de la puerta de la oficina, hazlo una para antes.

 

Sigue así hasta que acostumbres a tu cuerpo a realizar ese pequeño esfuerzo. Poco a poco te darás cuenta de que cada vez te bajas una parada antes.

 

<h2>4· Optimiza tu hora de descanso para el almuerzo</h2>

Acude a tu centro <strong>Snapfitness</strong> más cercano y reactiva tu cuerpo y mente en meno de una hora. No se trata de que renuncies todos los días a realizar ese descanso con tus compañeros de trabajo. Intenta hacerlo dos o tres veces por semana y prepárate para ver los cambios.

 

<h2>5· Deporte con los pequeños de la casa</h2>

Tú mismo eres el primero que disfruta llevar a tus hijos al parque y ver cómo se divierte. Aprovecha este rato para pasar más tiempo con ellos mientras hacéis deporte. Hablamos de jugar al fútbol, salir con la bici a  dar un paseo o simplemente correr. ¿No te apetece probarlo?

 

Lo miso pasa si tienes perros. Eres consciente de que no pueden pasar todo el día encerrados en casa mientras tú trabajas. Una solución está en salir con ellos a correr durante un rato. Alterna los días yendo en bicicleta o patines. ¡Invita a alguien para que os acompañe!