5 consejos para superar con éxito la vuelta al gimnasio

Snap Fitness

La vuelta al gimnasio puede ser muy dura si no te preparas mental y físicamente para ello. Volver a la rutina siempre cuesta y más si llevamos un tiempo dejando de lado total o parcialmente cualquier tipo de ejercicio físico.

¡No pasa nada! Todos hemos pasado por esto, tan solo necesitas leer nuestros consejos clave para volver al gym y superar con éxito la vuelta:

<H2>Comienza por marcarte un objetivo factible</H2>

La motivación es la clave para conseguir todos los retos que te propongas. Márcate un objetivo alcanzable ya sea adelgazar, aumentar masa muscular o tonificar el cuerpo. Ten en cuenta que por apuntarte al gimnasio no conseguirás estar preparado para correr una maratón de la noche a la mañana, así que sé consciente de lo que puedes llegar a conseguir.

Nadie conoce tu cuerpo mejor que tú, proponte retos factibles para aumentar tu motivación y tu autoestima cuando los logres. Más vale comenzar con pequeños resultados para conseguir en un futuro un éxito mayor.

<H2>Primer día: elige una clase que te motive</H2>

Como sabemos que recuperar la rutina de ir al gimnasio puede ser bastante duro, nuestro consejo es que comiences por una clase dirigida o un entrenamiento que te motive. Por ejemplo, si lo que más te gustaba del gym eran sus clases de pilates o de zumba comienza de nuevo en el centro con estas actividades.

<H2>¡Sin excesos! No te pases de entrenar la primera semana</H2>

No hay nada como la motivación inicial antes de comenzar en el gimnasio. Muchas veces pecamos de ambición y sobreentrenamos nuestros músculos con entrenamientos demasiado intensos o agresivos. Lo único que conseguirás con esto será una mayor facilidad para lesionarte  tener el cuerpo lleno de agujetas y dolores musculares.

Entrena según tus posibilidades, no importa que al principio vayas más lento, el cuerpo se va adaptando y aumentando su fortaleza y masa muscular.

<H2>Escucha a tu cuerpo y tómate un descanso</H2>

Continuando con esta línea que hemos comenzado en el punto anterior, el descanso es fundamental. Sobre todo si acabas de comenzar en el gimnasio tómate uno o dos días para descansar los músculos y recuperar fuerzas entre un entrenamiento y otro. Tu cuerpo necesita estar en plena forma para tonificarse o aumentar masa muscular y eso solo lo conseguirás si tiene su suficiente descanso.

<H2>Encuentra a tu partner de ejercicios</H2>

Y por último pero no menos importante: Encuentra tu ‘partner in crime’ del ejercicio. Entrenar con alguien aumenta tu motivación, tus ganas e incluso tu rendimiento físico en el gimnasio. Además tener a un compañero con el que ir al gimnasio eliminará las posibilidades de que te quedes en casa y os animéis mutuamente a ir a entrenar.

Aunque no lo hayamos incluido en la lista, lo primordial es que abandones las excusas y comiences esta nueva etapa en el gimnasio con otra mentalidad. Sigue una rutina y cúmplela y verás los resultados en tu cuerpo y en tu mente en poco tiempo. ¡Es todo cuestión de actitud!